Toc-toc… ¿Hay alguien ahí? - Zesto
2440
single,single-post,postid-2440,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Toc-toc… ¿Hay alguien ahí?

Si tienes la suerte (o desgracia según cómo se mire) de trabajar día a día en la jungla del social media, seguramente soltarás por esa boquita sapos y culebras cada vez que Facebook “reajusta” su algoritmo y el alcance orgánico de tus publicaciones se desploma.

Los quebraderos de cabeza dieron comienzo en 2012 cuando el equipo del Sr. Zuckerberg decidió que solo el 16% de nuestros seguidores pudiera leer los mensajes, imágenes y vídeos que habíamos preparado para deleite de nuestra audiencia. No contentos con dicho tijeretazo, un año más tarde el alcance bajó al 8% y un informe reciente publicado por la agencia Ogilvy Social Media indica que a partir de marzo de 2014 solo el 6% de nuestros seguidores visualizan las publicaciones en sus muros.

A riesgo de sonar agorera, lamento informaros que, antes o después, estamos abocados al temible “Alcance 0 en Facebook” o para aquellos que aún no han entendido de qué estoy hablando… Tendremos que rascarnos los bolsillos e invertir en publicidad de pago si queremos que los seguidores de nuestras páginas vean, compartan e interactúen con nuestro contenido.

Para que nuestra fanpage siga enganchando al público y éste nos demuestre su “amor” publicación tras publicación, la única opción es dejar la rabia a un lado y buscar soluciones para este traspié 2.0. Si el calor estival no te permite estrujar las neuronas… ¡Zesto al rescate… te ofrece algunos consejos!

  • Menos es más. Con la limitación presupuestaria y la falta de atención de nuestros usuarios, recomendamos bajar el número de publicaciones semanales para invertir los recursos en crear contenido que realmente interese a nuestro público. Revisa tu plan editorial y asegúrate que el contenido se ajusta a los objetivos y, por supuesto, al target.
  • En el momento justo. Las herramientas de análisis de Facebook nos permite saber a qué hora se conectan nuestros fans; aprovechando esta información, ajustaremos nuestras publicaciones al horario más adecuado para nuestra audiencia. Realiza tests A/B con diferentes franjas horarias para saber con seguridad que estás publicando en el momento oportuno.
  • ¡Segmenta, segmenta y por último… segmenta! Actualmente, es posible conocer el perfil de nuestros seguidores. Divide tu comunidad en pequeños grupos y adecua los mensajes a sus gustos e intereses.
  • ¡Bye bye Facebook! ¡Créeme! Hay vida más allá de Facebook.  Analiza si merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en esta red social y elige aquellos medios donde realmente se encuentra tu público. Por ejemplo, Twitter o Instagram son perfectos para mantener una conversación fluida, rápida y constante con nuestros seguidores.
  • The client is the King. El tiempo ahorrado en buscar actualizaciones diarias puedes invertirlo en cuidar la interacción y la atención al cliente. Una experiencia satisfactoria es más valiosa que un “like” o “compartido”.
  • Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Por más que te pese… ¿Tu estrategia de social media no puede sobrevivir sin Facebook? Reserva un pequeño porcentaje de tu presupuesto para publicidad de pago y utilízalo solo para aquel contenido que consideras importante hacer llegar a tu comunidad.
Marta Álvarez on sabtwitterMarta Álvarez on sablinkedin
Marta Álvarez
Filóloga de formación, Social Media Manager como profesión. Desde hace diez años busco la fórmula de comunicación digital perfecta. Mientras tanto, escribo y pruebo mis recetas de social media y content marketing en Zesto Friends.
Marta Álvarez About the author

Filóloga de formación, Social Media Manager como profesión. Desde hace diez años busco la fórmula de comunicación digital perfecta. Mientras tanto, escribo y pruebo mis recetas de social media y content marketing en Zesto Friends.

Artículos relacionados

Deja un comentario: