Todos los emails automáticos que deberías enviar a tu base de datos
62455
post-template-default,single,single-post,postid-62455,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Todos los emails automáticos que deberías enviar a tus clientes

Los emails automáticos se han convertido en una parte esencial de cualquier campaña de marketing efectiva. Gracias a ellos, podemos llegar a nuestro público siempre que lo necesitemos o necesiten. Y lo mejor de todo: así será más probable que conviertan. De todas formas, existen una serie de emails que debemos automatizar. De no hacerlo, seríamos incapaces de afrontar el envío manual de tal cantidad de correos y perderíamos una buena oportunidad para mejorar la reputación de nuestra marca (así como el índice de ventas). La automatización es clave, sobre todo, cuando nuestra base de datos crece cada día o tenemos una amplia cantidad de registros (o las dos cosas a la vez).

¿Qué son los correos automáticos?

Los correos automáticos son como esos mensajes que despachas a tus contactos cuando te encuentras fuera de la oficina. Sirva este ejemplo para demostrar que las campañas de email marketing no tienen por qué enviarse siempre de manera manual. El uso de autorrespondedores y la creación de flujos de trabajo para la automatización del marketing nos permiten lanzar determinadas campañas en intervalos de tiempo concretos (lo que viene siendo programar un envío) o como respuesta a determinadas acciones de tus clientes (por ejemplo, un email de gracias después de realizar una compra).

Otra de las grandes ventajas de los correos electrónicos automáticos es la segmentación de audiencias: pueden enviarse como un mensaje individual o como parte de una campaña más grande, algo así como un goteo constante de toques comerciales. Imagina que un cliente se da de alta en tu página web: en lugar de enviarle un solo email de bienvenida, puedes crear una estrategia de varios correos que guíen al usuario paso a paso a través de los pormenores del producto o servicio que vendes. Y así, poco a poco, cualificar al usuario hasta que sea lo suficientemente maduro como para cerrar la venta. ¿Nunca nos has escuchado hablar de lead nurturing?

A la hora de automatizar el envío de un email puedes diseñar infinitos requisitos que el usuario debe cumplir antes de que el sistema lance esa campaña. Por ejemplo, consultar una determinada página, descargar un whitepaper o abandonar un producto en el carrito de compra virtual. Las cookies y tu gestor de email se encargarán del resto.

Diferentes tipos de correos automáticos

Cómo te vas a comunicar con tu audiencia depende de muchos factores: desde la industria a la que te dedicas hasta tu público objetivo, pasando, obviamente, por los objetivos de tu campaña. Estos y otros elementos afectarán a la forma de contactar con tus clientes potenciales y existentes. Para que tengas un poco más claro en qué consiste todo esto, hemos preparado una lista con los cinco emails automáticos que no pueden faltar en tu gestor. Vamos a verlos.

Email de gracias

Como vendedor, pides de manera constante a tus suscriptores que hagan algo por ti. Regístrate para recibir un boletín informativo, descarga un libro electrónico, completa una encuesta… Ponte en el lugar del cliente e imagina que llevas a cabo esa acción en el mundo real, es decir, fuera del entorno digital. ¿Se te ocurriría no darles las gracias? Si pides a alguien que haga algo por ti, qué menos que agradecerle el gesto. ¡Es bien sencillo! Y en internet, lo mismo. Todo lo que tienes que hacer es enviar un email automático inmediatamente después de que el usuario haya completado una acción. Por cierto, un email de gracias perfecto siempre incluye un código de descuento… ¡Pórtate bien con tu clientela!

Email de bienvenida

Volvamos al mundo físico: estás organizando una cena, lanzas una serie de invitaciones a tus amigos y, tiempo después, comienzan a llamar a tu puerta. Lo normal es que abras y saludes, ¿no? Pues lo mismo debes hacer con tus suscriptores. Es cierto que pedir que nos envíen una newsletter dista un poco (o más bien mucho) de acudir a una fiesta, pero los buenos modales deben estar presentes en todos los ámbitos de nuestra vida. ¡Enviar un email dando la bienvenida no cuesta nada!

Presenta a tu equipo

Las historias humanas siempre captan la atención de la audiencia. Por ello, presentar a tu equipo y a todas las personas que están detrás de tu marca puede ayudarte a conectar con la gente. Te animamos a lanzar un email de estas características cuando quieras, por ejemplo, convencer a los subscriptores para que respalden una de tus causas. Estos emails son perfectos para demostrar que detrás de esa pantalla también hay un colectivo de personas que está haciendo todo lo posible por entregar valor al usuario. Y atención: siempre es más fácil pedir un favor si te ponen un nombre y una cara.

Ofrece tus aplicaciones (si las tienes)

¿Tienes una tienda en línea? ¿Un blog personal? ¿Una plataforma de servicios? No importa: querrás que tus clientes vuelvan a recurrir a ti. Una buena manera de recordar que estás a su disposición consiste en enviar un email informando de la publicación o la existencia de una aplicación para móviles y tabletas. Hazles saber que podrán acceder a toda la información y todos los productos a través de ella.

Si no tienes una app, es muy importante que dispongas de un sitio web optimizado para móviles. La audiencia debe tener una experiencia excelente cuando navega a través de estos dispositivos. La velocidad, por ejemplo, es un factor clave.

Este mensaje encaja muy bien entre los nuevos usuarios que comienzan a familiarizarse con tu oferta de productos y servicios. Además de eso, también merece la pena recordar la existencia de nuestra aplicación a aquellos que aún no la han utilizado. Después de todo, nuestro objetivo es que interactúen con nuestra marca tanto como sea posible.

Tu pedido está en camino

Los correos electrónicos de confirmación de pedido son muy populares entre las empresas de comercio electrónico: es la señal inequívoca de que has escuchado al cliente que acaba de realizar un pago. Ya sabes que los usuarios siempre se ponen un poco nerviosos cuando realizan alguna transacción online. ¡Y es normal! Comprar por internet es, muchas veces, casi una cuestión de fe. Por ello, un email de estas características siempre es bien recibido. En él puedes incluir información útil que indice, por ejemplo, cómo se debe usar el producto, cuidarlo o cambiarlo, entre otras opciones.

Y otras muchas alternativas

Existen otros muchos correos electrónicos que puedes implementar en tu estrategia de email marketing. Te dejamos unas cuantas ideas con contenidos de todo tipo para que puedas alcanzar a tu audiencia de múltiples maneras:

  • Solicitud de opiniones.
  • Revisiones de productos.
  • Presentación de los productos mejor calificados.
  • Recomendaciones.
  • Actualizaciones de blog.
  • Invitaciones a webinars.
  • Recordatorios de eventos.
  • Correos electrónicos de reactivación o recaptación de audiencia dormida.
  • Recordatorios de descuentos a punto de expirar.
  • Seguimiento después de que alguien visite tu sitio.
  • Seguimiento posterior al evento.
  • Correo electrónico de cumpleaños y aniversario.
  • Correo informando de la existencia de un carrito abandonado.
  • Email pidiendo la suscripción a la newsletter.
  • Actualización de la lista de deseos.
  • Vencimiento de la cuenta.

 

 

Óscar García
Periodista. Me encanta leer los periódicos por la mañana. Descubriendo el mundo del marketing online tras acumular unos años en prensa escrita. Me gusta la nieve y el squash (aunque se me da mejor escribir).
Óscar García About the author

Periodista. Me encanta leer los periódicos por la mañana. Descubriendo el mundo del marketing online tras acumular unos años en prensa escrita. Me gusta la nieve y el squash (aunque se me da mejor escribir).

Artículos relacionados

No hay comentarios

Deja un comentario: