Consejos para un buen perfil en LinkedIn - Zesto
9842
single,single-post,postid-9842,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Consejos para un buen perfil de Linkedin

Consejos para un buen perfil en LinkedIn

El 73% de los reclutadores rebuscan en Internet para encontrar al candidato adecuado. O al menos eso afirma un informe de Adecco, que consultó a 1.500 responsables de RR.HH de todo el mundo.

Con tan solo teclear nuestro nombre en Google, cualquiera puede seguir nuestro rastro en la Red.

Esta huella digital cobra especial importancia si estamos en búsqueda activa de empleo. No basta solo con tener un currículo excelente, ahora también es necesario “exhibirse” en Internet.

Plataformas como LinkedIn, Xing o Domestika nos lo ponen fácil. Ahora bien, desde la irrupción en nuestras vidas de las redes sociales, las reglas del juego laboral han cambiado.

LinkedIn es la reina de las comunidades profesionales con más de 400 millones de usuarios. Gratuita, sencilla e intuitiva, esta red es perfecta para mostrar al mundo el empleado tan maravilloso que somos.

Aunque… ¡Alto! También corremos el riesgo de meter la pata con nuestro perfil y espantar cualquier oportunidad laboral que se nos arrime.

Entonces, ¿cómo podemos causar una buena impresión online?

7 consejos para crear un buen perfil en LinkedIn

1. Foto de perfil adecuada

Parece obvio, ¿verdad? ¡Nada más lejos de la realidad! Los usuarios todavía confunden Facebook con LinkedIn y reciclan instantáneas de sus viajes, reuniones familiares o eventos como imagen de perfil. Craso error.

Tampoco es una opción aprovechar esa foto de la orla donde aún tenemos pelo o aquélla del DNI, más apropiada para un cartel de “busca y captura” que para un perfil laboral.

Confiemos en un profesional (o en un amigo con cámara reflex que sepa utilizarla) para que nos tome una foto con fondo blanco, en actitud relajada, de medio cuerpo y sin gestos forzados. Elegiremos un vestuario neutro -dependiendo del sector en el que trabajemos- y dejaremos los filtros en blanco y negro para nuestro Instagram.

2. Titular claro y conciso

Lo bueno y breve, dos veces bueno. Disponemos de 120 caracteres para ir al grano e indicar nuestra especialidad. ¿Experto en SEO, SEM, diseño web, comunicación, analítica y “master del universo”? ¡A quién queremos engañar! Los hombres renancentistas desaparecieron en el s. XVI.

Como bien dice el refranero popular… Quien mucho abarca, poco aprieta.

3. URL personalizada

Personalizaremos la url de nuestro perfil. Un aspecto tan simple refleja una actitud cuidadosa y orientada al detalle. Os recomiendo incluir el nombre completo, por supuesto nada de apodos o abreviaturas ilegibles.

4. Sé diferente

¿Pensando en cortar y pegar la experiencia laboral del cv en el perfil de LinkedIn? Ya podéis desterrar esa idea de vuestra cabeza. Si un reclutador comprueba que la información en LinkedIn es un mero plagio de nuestro currículo, pensará que somos la desidia personificada.

Invirtamos algo de tiempo en construir un perfil único, con datos diferentes que no podemos incluir en el formato tradicional. LinkedIn brinda diferentes opciones para incrustar ejemplos de proyectos en los que hayamos participado. Aprovechemos la oportunidad para mostrar a través de artículos, infografías, presentaciones o enlaces lo bien que trabajamos.

5. Palabras clave y posicionamiento

Los motores de búsqueda de LinkedIn también tienen en cuenta las palabra clave a la hora de mostrar resultados. Por este motivo, debemos asegurarnos de que incluimos a lo largo de nuestro perfil, las keywords que mejor nos definen como profesionales.

¿Dónde debemos colocarlas? En el Titular, Experiencia, Extracto e Intereses. Pero, recordad: no debemos forzar el uso de los términos y escribiremos siempre con un lenguaje natural.

6. ¡Relaciónate!

LinkedIn es, ante todo, una red social. Algunos informes demuestran que solo el 25% son usuarios activos de la plataforma. ¡No seamos uno de ellos! Amplia tu red de contactos, comparte contenido de interés, interactúa con otros miembros de la red.

7. No spam

Último consejo y no por ello menos importante. Nunca utilizaremos nuestra red de contactos para enviar correos spam. ¿A qué me refiero? Invitar a desconocidos a eventos que no son de su interés, enlaces para descarga de documentos, propuestas comerciales no solicitadas…

Si no te gusta que te envíen correos basura a tu cuenta de e-mail… ¿Por qué haces lo mismo en LinkedIn?

Marta Álvarez on sabtwitterMarta Álvarez on sablinkedin
Marta Álvarez
Filóloga de formación, Social Media Manager como profesión. Desde hace diez años busco la fórmula de comunicación digital perfecta. Mientras tanto, escribo y pruebo mis recetas de social media y content marketing en Zesto Friends.
Marta Álvarez About the author

Filóloga de formación, Social Media Manager como profesión. Desde hace diez años busco la fórmula de comunicación digital perfecta. Mientras tanto, escribo y pruebo mis recetas de social media y content marketing en Zesto Friends.

Artículos relacionados

No hay comentarios

Deja un comentario: