Cómo utilizar fotos de manera legal en Internet - Zesto
63276
post-template-default,single,single-post,postid-63276,single-format-standard,qode-core-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,, vertical_menu_with_scroll,smooth_scroll,side_menu_slide_from_right,grid_1300,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
como utilizar fotos de manera legal

Cómo usar legalmente imágenes en línea

El uso legal de imágenes en el mundo online es un tema delicado. Si haces uso frecuente de este material, es muy importante que recuerdes que los titulares de los derechos de autor no están obligados a avisarte antes de llevar un plagio a un tribunal civil. Por ello, te explicamos cómo encontrar y publicar imágenes online que cumplan con la ley utilizando los siguientes métodos:

  1. Hacer tus propias fotos
  2. Usar imágenes de dominio público
  3. Atribuir adecuadamente los trabajos de Creative Commons
  4. Aprovechar el concepto «Uso justo»
  5. Comprar una licencia para usar fotos de stock

1. Hacer tus propias fotos

Hacer tus propias fotos puede parecer la opción más inteligente, pero seamos sensatos, no todos tenemos conocimientos suficientes de fotografía o el suficiente presupuesto -o tiempo- para hacer una sesión en condiciones. Si aun así decides realizar tus propias fotografías, la tecnología será tu aliada. La calidad de las cámaras de los Smartphones ha mejorado increíblemente en la última década y, dependiendo del proyecto, no necesitarás equipos de alta calidad para sacar fotos tan increíbles como esta:

Gabriella Cigliano. Italy
Grand Prize Winner, Photographer of the Year
Realizada con un iPhone X

Puedes ver al resto de galardonados aquí. Solo te queda seguir consejos de fotógrafos expertos para mejorar tus fotos con el móvil.

2. Uso de imágenes de dominio público

Las imágenes de dominio público han sido liberadas de los derechos de autor, es decir, no son propiedad de nadie, por lo que podrás publicarlas, cambiarlas, vender copias o hacer lo que quieras con ellas.

Lo que es o no es de dominio público es complicado. Hay algunos casos en los que el creador de una imagen elige liberarla al dominio público y otros en los que revoca sin previo aviso. Las fuentes más comunes de imágenes con derechos de autor son imágenes antiguas, es decir, que el término de copyright ha expirado, ya que no se pueden reclamar derechos de autor sobre la propiedad intelectual para siempre. Por ejemplo, cualquier trabajo publicado en Estados Unidos antes de 1923 no está protegido por derechos de autor y las fotos publicadas entre 1923 y 1977 sin aviso de copyright también son de dominio público.

Wikimedia Commons dispone de una gran cantidad de imágenes de dominio público. Si no encuentras lo que estás buscando, puedes ver lo que está disponible a través de la lista de recursos de imágenes de dominio público de Wikipedia.

3. Uso de imágenes de Creative Commons

La licencia Creative Commons ofrece a los fotógrafos la posibilidad de publicar sus fotos al público, al tiempo que conserva el control sobre cómo se utilizan. En este caso hay que estar atentos al tipo de licencia que haya utilizado el creador. Todas las licencias se dividen en dos grandes categorías: uso comercial y uso editorial. El uso comercial está destinado principalmente a ganar dinero con ella.

Estas licencias se dividen en categorías que determinan cómo se deben atribuir y modificar las imágenes:

cómo utilizar imágenes Creative Commons

Las restricciones de la licencia Creative Commons generalmente se publican junto a la imagen en línea. El riesgo es determinar si la foto es realmente del autor, porque diariamente se suben millones de fotos a Internet y no siempre es el autor quien las sube. Documéntate un poco y comprueba que la foto es realmente de un autor antes de usarla. Sigue estos consejos ante las dudas.

Cómo encontrar imágenes de uso gratuito con Google

Es importante recordar que no se puede hacer una simple búsqueda de imágenes en Google y usar cualquiera, ya que te arriesgas a infringir los derechos de autor. Sin embargo, hay una herramienta ordenada dentro de Google Images que te ayudará a encontrar rápidamente todas las imágenes que puedes utilizar.

¿Cómo?

Sencillo: realiza una búsqueda y haz clic en «Herramientas de búsqueda», luego pincha en «Derechos de uso» y verás cuatro categorías. Selecciona la que pone «Etiquetado para reutilizar con modificación». Probablemente encontrarás muchas imágenes que se puedan usar. Selecciona la que te gusta y haz clic en su fuente para que puedas aplicar correctamente sus restricciones de licencia.

4. El comodín del «uso justo»

El comodín del «uso justo», también llamado «uso legítimo» o «uso razonable», te permite usar imágenes protegidas por derechos de autor bajo ciertas circunstancias y basados en cuatro factores principales:

  • El propósito y el carácter de su uso. Es un trabajo «transformador». Es decir, ¿es un trabajo protegido y lo transformaste en algo significativamente diferente?
  • La naturaleza del trabajo con derechos de autor. Si el trabajo con derechos de autor muestra un bajo nivel de originalidad o creatividad, para empezar, es más fácil hacer un reclamo de uso justo.
  • La cantidad y la sustancialidad de la porción tomada. Si toma solo una pequeña porción del trabajo protegido por derechos de autor, será más fácil hacer un reclamo de uso justo.
  • El efecto del uso sobre el mercado potencial. Si el trabajo hace que sea menos probable que las personas compren el trabajo en el que se basa, es menos probable que reclame un uso justo.

El mejor ejemplo de uso justo: los GIFs

Hay millones de GIFs animados de programas de televisión y películas, pero no hay un ejército de abogados detrás de sus creadores. De hecho, hasta la fecha no se conoce ningún caso judicial importante en esta materia. Los GIFs se amparan del «Uso justo» porque:

  • Un clip de pocos segundos y baja resolución es significativamente diferente a un episodio de media hora.
  • Es una minúscula parte del trabajo protegido por derechos de autor.
  • Su existencia no dañará financieramente a los creadores de la imagen en cuestión.

5. Uso de fotos de stock

La principal ventaja de las fotos de stock es la gran cantidad de imágenes que pueden encajar en casi cualquier nicho. Generalmente son fotografías profesionales, de alta calidad y de bajo coste, pero recuerda que no está permitido usar fotos de stock de la forma que quieras. Es importante distinguir los dos tipos de fotos que se pueden encontrar.

Qué debes tener en cuenta para utilizar fotos de stock

  • Que puedan ser de uso editorial o comercial. Por ejemplo, el uso editorial se trata de fotos de personas, lugares, eventos deportivos, conciertos y realeza que no requieren autorización de modelo o de propiedad. Su uso es exclusivo para artículos de noticias, archivos y publicaciones, documentales y libros no ficcionales. El uso comercial tiene más restricciones y necesitas autorización de modelo, entre otras cosas.
  • Una licencia te da el derecho de usar una imagen, pero legalmente no es tuya, no te pertenece.
  • No puede promover productos de forma directa. Por ejemplo, no podemos descargar una foto de una chica y decir «esta chica es guapa porque usa esta crema».
  • No se pueden usar para tratar temas sensibles. Propaganda política, religión, enfermedades graves, contenido para adultos…
  • Las fotos de stock deben ser ligeramente modificadas para su uso. Para usarlas tal cual las descargas, necesitas una licencia extendida.
  • Las fotos de stock son intransferibles. Si usas una foto para una publicidad de un cliente y envías los ficheros originales, esa foto no puede ser usada por tu cliente. Quien compra la licencia es el titular de los derechos de uso.

Recuerda:

  • No puedes usar una foto editorial en tus proyectos comerciales al tratarse de fotos de personas famosas, marcas o logos conocidos.
  • Las fotos que sacas como parte de tu trabajo son trabajos realizados por encargo. Eso significa que la empresa para la que trabajas posee los derechos de autor a menos que hayas acordado explícitamente lo contrario.
  • Todas las fotos que uses con un propósito comercial explícito (como una página de destino o un anuncio) que tenga personas identificables (se ve claramente quién o quiénes son) deben firmar una autorización de modelo «Model Release» autorizando el uso de la misma (aunque sea Pepito Pérez y no sea oficialmente un modelo).
  • Aunque el «Uso justo» puede ser una opción interesante sin permiso explícito del titular de derecho, es muy importante tomar precauciones y ajustarse a los criterios que permiten aprovechar esta ventaja sin riesgos. Por ejemplo, el terreno más seguro es su uso en temas académicos, informativo o parodia.
  • Pase lo que pase y uses el método que uses, tómate tu tiempo en buscar siempre al verdadero autor de la obra y aplica las restricciones que se estimen. Esta es la única garantía para evitar problemas legales en el futuro.
Valery Olivo on sabtwitterValery Olivo on sablinkedin
Valery Olivo
Diseñadora especializada en marketing online. Me encanta comunicar diseñando, aprender y compartir conocimientos. Tengo más de 10 años diseñando y maquetando, y aprovecho mis experiencias para mejorar la calidad de los proyectos en los que participo.
Valery Olivo About the author

Diseñadora especializada en marketing online. Me encanta comunicar diseñando, aprender y compartir conocimientos. Tengo más de 10 años diseñando y maquetando, y aprovecho mis experiencias para mejorar la calidad de los proyectos en los que participo.

Artículos relacionados

No hay comentarios

Deja un comentario: